Proteckthor

This is the protective tape that the industry is talking about and that can prevent brain damage.

Te presentamos Proteckthor

¿Es posible que los constantes golpes mientras practicamos deporte pueden provocar futuros daños cerebrales? Numerosos estudios realizados por célebres instituciones han demostrado que sí. ¿Existe alguna forma de protegernos sin renunciar a la comodidad mientras practicamos deporte? La respuesta es sí, y se llama Proteckthor.

La idea nace en 2014. Carlos juega un partido de fútbol con unos amigos y al rematar de cabeza siente que el balón le deja mareado unos segundos y que el impacto le hace daño. Después del partido, tiene la zona afectada dolorida y tiene dolor de cabeza. Carlos realiza una investigación de cascos o cintas protectoras que puedan quitar estos impactos y descubre que no existen en el mercado. Esto le lleva a crear sus propios bocetos y enviar una solicitud a la Oficina de Patentes y Marcas (OPM). Debido a errores de forma en sus primeros diseños y a la complejidad y el coste que conlleva, aparca la idea hasta 2019, cuando una noticia revive todo. Varios países prohíben rematar de cabeza a los niños tanto en los entrenamientos como en los partidos de fútbol basándose en estudios que demuestran que a largo plazo estos remates afectan sus capacidades cerebrales. Ese mismo año su amigo Chemo, jugador de fútbol amateur que cree en la idea y su aceptación en el mercado, le anima a retomarla. Así, comienzan a trabajar en profundidad en ella. Así nace Proteckthor.

Su objetivo es promover la seguridad en el deporte, protegiendo de lesiones cerebrales derivadas del impacto en la cabeza a los jugadores de fútbol de todo el mundo, a la par que se mejora su difusión y participación. Una prenda protectora que iguale o aumente la potencia de remate, cree un mayor impacto en la visualización del fútbol y genere más beneficios económicos para el jugador que la lleve, para el equipo y para el organismo que organice la competición.

Esta cinta protectora patentada está diseñada para ofrecer protección frente a impactos frontales (hueso frontal de la cabeza), a impactos laterales (hueso esfenoide y temporal), a impactos superiores (huesos parietales) e impactos traseros (hueso occipital). Funciona distribuyendo la fuerza de impacto entre la superficie de la cinta y disminuyendo la fuerza en un punto en concreto. El material con el que está construido, al recibir el impacto, se endurece, no dejando pasar la fuerza hacia el interior de la cinta, devolviendo esta fuerza en el sentido contrario al recibido. Parte del material con el que está construido se expande con el calor que desprende la cabeza, actuando de amortiguador del impacto ante fuerzas o agentes externos. Además, la cinta cuenta con puntos de evacuación de calor para disminuir la temperatura de la cabeza en la práctica deportiva, disminuyendo así la sudoración y en consecuencia la deshidratación.

Puede que hayas escuchado hablar de otras cintas protectoras, pero ninguna como Proteckthor. Ninguna mantiene la fuerza de disparo e iguala la potencia de remate del cráneo (todas la disminuyen). Otras ofrecen bandas protectoras acolchadas, sin ofrecer un material comprobado que absorbe impactos y que reduzca el impacto en tanta medida. Pocas ofrecen protección en la parte superior del cráneo. Ninguna ofrece tecnología de visualización en directo o diferida. Ninguna ofrece un seguimiento de tus constantes vitales y ayuda a prevenir infartos/problemas de salud.

Safety for your health, excellence, innovation and love for sport. That's Proteckthor. 

19 de May de 2022

Protect your head without giving up finishing power
Now available