¿Por qué deberías evitar que tus hijos rematen balones con la cabeza?

Golpes en la cabeza de los más pequeños de la casa

¿Quién no ha recibido un balonazo en la cabeza en su infancia, se ha quedado tirado en el suelo unos segundos y se ha levantado mareado y aturdido? Muchos niños y niñas pasan su infancia, e incluso edad adulta, practicando deportes como el fútbol de manera regular. El problema reside en que no somos conscientes de lo peligroso que puede llegar a ser un balón. 

Según un estudio de la revista EBioMedicin, se debería prohibir a los niños de cierta edad, especialmente entre 11 y 13 años, rematar el balón de cabeza. Este estudio justifica su denuncia diciendo que el cerebro humano no está completamente desarrollado hasta que se cumplen 20 años, ya que los lóbulos frontales maduran especialmente tarde. Esta parte del cerebro, que absorbe el impacto del balón, es el hogar de cualidades humanas únicas, como el control de los impulsos y la planificación consciente. En los años de adolescencia las sustancias químicas del cerebro están en un estado de cambio y el cerebro es muy sensible de muchas maneras. De esta manera, se lleva a cabo un proceso masivo de reorganización de conexiones antes de que el cerebro se calme en el estado maduro.

Aproximadamente el 21% de las lesiones traumáticas del cerebro entre los niños y adolescentes estadounidenses se atribuyen al deporte y a las actividades recreativas. Una lesión cerebral es definida como un golpe, una sacudida o una herida incisiva en la cabeza que altera la función normal del cerebro. 

En 2017, durante un partido de fútbol, un jugador de 16 años de Shadow Hills High estaba jugando en el campo con jugadores de Indio High School. Durante el partido, recibió primero un duro golpe en el cráneo motivo de una entrada de un defensa y permaneció en el terreno de juego a pesar de decirle al árbitro que le dolía la cabeza. Minutos más tarde sufriría otra contusión al impactar el codo de un defensor contra su cabeza. Su conmoción cerebral fue tan grave que sufrió dolores de cabeza masivos, problemas para resolver problemas y ahora tiene dificultad para hablar. Como este, existen numerosos casos en todo el mundo, no solo entre niños y adolescentes, sino también entre jugadores profesionales.

A raíz de numerosos estudios sobre el tema y varias demandas interpuestas, en 2016 EEUU prohíbe a menores de 10 años golpear el balón con la cabeza, además que jóvenes de entre 11 y 13 años estipulan un tiempo máximo de 30 minutos a la semana de remates de cabeza. En 2020, Inglaterra e Irlanda prohíben que los niños menores de 12 años rematen el balón con la cabeza. En 2014, se presenta en San Francisco una demanda colectiva contra la FIFA, representando en esta demanda al grupo juvenil de fútbol de los Estados Unidos sobre conmociones cerebrales. En 2020, Escocia prohíbe rematar de cabeza a los menores de 12 años. Estos son algunos de los países que han tomado medidas para proteger a sus jóvenes de los futuros daños.

Un deporte nunca debería hacer daño al que lo practica ni dejar secuelas de por vida, no si existen medios para evitarlo, no si existe Proteckthor. Promover la seguridad en el deporte, protegiendo de lesiones cerebrales derivadas del impacto en la cabeza a jóvenes y futuros atletas de todo el mundo es nuestra máxima. A problemas, soluciones. Proteckthor es la solución.

19 de mayo de 2022

Protege tu cabeza sin renunciar a la potencia de remate
DISPONIBLE
es_ESEspañol