Proteckthor

Ten footballers who wore a mask or skull protector (Part II)

Continuamos el listado de futbolistas que, en algún momento de su etapa profesional tuvieron que proteger su cráneo.

El primer que encabeza esta segunda tanta de cracks que tuvieron que proteger lo esencial es Klaus Gjasula. El defensa albanés, por aquel entonces en la Bundesliga,  sufrió a principios de la pasada década un fractura en el pómulo. Esta lesión obligó al bueno de Klaus a extremar las precauciones durante la competición. Jornada tras jornada se hizo habitual verle con un casco protector para proteger su pómulo dañado y prevenir futuras lesiones en su cara y cabeza.

De hecho, sus declaraciones al respecto, fueron bastante esclarecedoras en su día: “Tendría sentido que cada jugar llevara uno. Quizá resulte raro, pero sería lo mejor para la salud de todos”.

En España, los aficionados al fútbol recordarán el caso de  Luis Miguel Sánchez Benítez, conocido futbolísticamente como ‘Luismi’. Corría la temporada 2012-2013 cuando el entonces jugador del Sevilla Atlético (filial del Sevilla FC) sufrió un duro golpe en la cabeza. Aquel partido ante el Real Jaén nunca se le olvidará. Se le partieron dos huesos del cráneo y tuvo que ser operado de urgencia. La lesión le alejó de los terrenos de juego durante un año. En marzo de 2014 reapareció en un partido de fútbol. Desde entonces, el jugador porta casco, rindiendo a un gran nivel en clubes de la exigente Segunda División española. Valladolid, Oviedo y Elche han disfrutado de la calidad de todoterreno de 28 años al que todavía le quedan muchas tardes de fútbol.

La imagen del futbolista mexicano Diego Reyes posando con su casco protector en redes sociales dio la vuelta al mundo. Su mensaje en Twitter fue contundente: Ahora sí @Caragliom9, te veo el sábado otra vez! Y es que, el defensa de Tigres avisaba, en todo de broma, al jugador con el que tuvo un choque de cabezas durante un Tigres – Cruz Azul  y lo alejó de las canchas varias semanas. 

Una de la historia que ‘conmocionó’ al fútbol mexicano allá por 2014 es la protagonizada por los hermanos Palacios. Alejandro, conocido popularmente como “Pikolín”, sufrió un duro golpe en la cabeza propinado precisamente por su propio hermano. El resultado fue una conmoción cerebral que le obligó a llevar casco desde entonces para evitar lesiones más graves en un futuro.

La inusual recuperación de Leandro Fleitas también acaparó la atención de los medios de comunicación deportiva. El futbolista argentino, que en 2009 militaba en las filas del Alianza de Lima (Perú) volvió a jugar al fútbol solamente cuatro meses después de ser intervenido tras una grave lesión de cabeza. De hecho, a sus 38 años todavía juega al máximo nivel como defensa de la Universidad César Vallejo.

Por último, y con un desenlace no tan positivo, no queremos dejar en el olvido el caso de Ryan Mason, quizás uno de los más mediáticos. En 2017, Mason sufrió un duro impacto contra Gary Cahill en un encuentro que enfrentaba al Chelsea y Hull City, equipo en el que militaba.  La consecuencia fue una fractura de cráneo y tuvo que salir de inmediato del terreno de juego.

Tras una larga recuperación, Mason finalmente no pudo volver a la máxima competición. Tenía 27 años. Desde Proteckthor estamos convencidos de que con nuestra protección esto no hubiera pasado.

6 de September de 2022

Protect your head without giving up finishing power
Now available
en_GBEnglish (UK)